No Tenemos Un Espíritu De Miedo

«Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en miedo, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡¡Abba, Padre!! Rom. 8:15 RVR

De acuerdo a Dictionary.com, miedo «es una emoción de angustia que nace por un inminente peligro, mal o dolor, sea una amenaza real o imaginaria».

En muchas ocasiones, el miedo distorsiona nuestra percepción y nos paraliza de hacer lo que debemos, especialmente si nuestras circunstancias son inciertas. Si recordamos la historia en Éxodo 32 cuando Moisés subió a la montaña y estaba tomando mucho tiempo en bajar, los Israelitas fueron a Aarón y le dijeron: «Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos que le haya acontecido». Los Israelitas tuvieron miedo y se sintieron en peligro.

 ¿Qué lecciones acerca del miedo podemos aprender de esta historia?

Primero, podemos ver en la historia que ellos tuvieron miedo de lo desconocido. Ellos no sabían porque le estaba tomando tanto a Moisés en regresar. El miedo distorsionó su percepción, ellos dijeron, «Moisés quien nos saco de Egipto», cuando en realidad fue Dios a través de muchos milagros quien los había sacado. Debido a su percepción distorsionada, perdieron el foco de su identidad como «el pueblo de Dios». Inmediatamente olvidamos nuestra identidad en Dios y olvidamos lo que ha hecho por nosotros en el pasado, empezamos a enfocarnos en el problema y no en el poder de Dios que provee seguridad a nosotros.

Segundo, ellos estaban paralizados de hacer lo único correcto que podían hacer en ese momento, adorar y confiar en Dios por todo lo que había hecho. Ellos volvieron a su zona de confort, lo cual los llevó a tomar una decisión dañina: hacer y adorar ídolos. Cuando somos confrontados con miedo es fácil buscar refugio en viejos hábitos, aun cuando resulten dañinos.

Tercero, en medio del miedo, ellos acudieron a un líder que tenía tanto miedo como ellos. Aarón inmediatamente cedió a su petición acerca de haceles ídolos. Tenemos que tener cuidado con las personas que acudimos para guía cuando tenemos miedo y enfrentamos situaciones inciertas. Debido a la debilidad de Aarón, el pueblo de Israel enfrentó una terrible disciplina (vs.28): » Y los hijos de Leví lo hicieron conforme al dicho de Moisés; y cayeron del pueblo en aquel día como tres mil hombres». Debemos buscar en oración el consejo de líderes sabios y piadosos.

Nuestro verso de hoy nos recuerda que cuando se distorsiona nuestra realidad, debemos aferrarnos a lo verdadero: Somos hijos e hijas del Todopoderoso, podemos clamar a Dios y vendrá a nuestro rescate; cuando enfrentamos miedo, es fácil volver a hábitos dañinos si nos somos cuidadosos; y por último, debemos ser intencional acerca de a quien nos acercamos en el medio de nuestra lucha. Necesitamos personas sabias a nuestro alrededor para guiarnos. (Prov 24:6).

Oro hoy que Dios te adecúe para caminar confiadamente en Su amor y verdad, y confirme tu identidad en Él, para que cuando te enfrentes al miedo puedas clamar: ¡Abba, Padre! y aferrarte a esa verdad.

Acerca de la autora: Anyeline es la madre de uno, amante de Jesus, y disfruta una buena taza de cafe. Es originalmente de la Republica Dominicana, pero ahora es una orgullosa ciudadana Americana. Si visitan nuestra iglesia, la encontraran enseñando nuestra clase de jovenes adultas o ayudando en el misnisterio de niños. Ella siempre tiene una sonrisa y un saludo calido para amigos y extraños tambien.